Al diablo con la chiquillada

Al diablo con la chiquillada
Si equiparamos el barro con los votos, el derrumbe comenzó con 12 millones

Aunque MORENA no ganó con la contundencia de 2018, obtuvo una buena cantidad de diputaciones y gubernaturas, el desgaste del ejercicio gubernamental, no impidió que el voto de sus militantes saque adelante el proyecto de la 4T, eso sí, sin mayoría calificada en San Lázaro.

También hay que destacar que, con todo lo que se pueda decir de ellos, el PRI y el PAN obtuvieron una excelente cosecha de diputaciones y gubernaturas, apenas hace unos meses la percepción es que ambos partidos estaban en proceso de extinción, no es así.

Sin embargo, los que no tienen nada que celebrar son los partidos de nueva creación como Fuerza por México, Redes Sociales Progresistas y Encuentro Solidario que, por los porcentajes arrojados a la medianoche del domingo, perderán el registro.

Por lo que toca al PT y al PRD, apenas se salvarían del cadalso, pues de acuerdo al conteo rápido del INE, obtendrían entre un 3.1-3.5% y 3.5-3.9% respectivamente. Por su parte, el PVEM, habría logrado un rango entre el 5.5-6.0% y, sin duda, el mejor posicionado de este segmento, es Movimiento Ciudadano con un aproximado del 7% de la votación total.

Insistimos, los triunfadores de los comicios son la partidocracia tradicional: los blanquiazules, los tricolores y ese variopinto de corrientes ideológicas que conforman MORENA, no hubo lugar para la morralla que quiso colgarse de actores y deportistas famosos, para sobrevivir y continuar pegados a la ubre de las prerrogativas.

Desde ahora se anticipa que, la disputa en 2024, será entre los morenos y sus rémoras, frente a la coalición PRI-PAN-PRD, el drama de estos últimos será consensuar un posible candidato, lo cierto, es que no se aprecia el surgimiento de algún liderazgo emergente, será más de lo mismo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos