Desde Cuba: ¡el show de Obama!

Desde Cuba: ¡el show de Obama!

 

Con envidia, los “balseros” vieron como llegaba Obama a Cuba: nadando de “a muertito”

No cabe duda que como candidato presidencial, Barack Obama generó muchas expectativas: un mestizo con raíces africanas, un outsider.

En realidad Obama distaba mucho de ser un ciudadano que no tuviera acceso al american way of life, a diferencia de las minorías marginadas, él tuvo la fortuna de ir a la universidad. Nacido y criado en Hawai, no sufrió rechazo social por su origen étnico.

Sin embargo, al llegar a la Casa Blanca, en más de un país de la periferia, se tuvo la percepción de que un “aliado” había asumido el poder en los EU, nada más equivocado.

Uno de los primeros síntomas de la “obamitis”, fue cuando se otorgó el Premio Nobel de la Paz a Obama en 2009, mismo año de su asunción al poder. En realidad, esto fue una vacilada, porque no se puede reconocer como pacifista al hombre más poderoso de la nación con mayor injerencia militar en el mundo, pero bueno, había que sumarse al coro.

En términos generales, las políticas domésticas de Obama no han funcionado de la mejor forma, en temas como inmigración y salud pública, nunca pudo construir consensos amplios con los republicanos. En materia del armamentismo interno y los tiroteos que esto provoca, la reacción del mandatario fue torpe, uno que otro lagrimeo durante los discursos.

En política exterior, los Estados Unidos han perdido liderazgo ante el embate de los chinos y del “zar” Putin. En lo referente al terrorismo, cada día disminuye la eficacia de la ex poderosa CIA, además, el affaire Snowden, evidenció a la súper potencia con sus aliados.

En este contexto, la distensión de las relaciones con el régimen de los Hermanos Castro, ha sido uno de los “grandes” éxitos del afroamericano, pero en realidad, el evento es más un espectáculo, que una circunstancia que beneficie al pueblo cubano.

¿Por qué fue Obama en visita oficial a La Habana y no Raúl Castro a Washington?, sencillo, es mucho más mediático, el mister pasará a la historia como el primer presidente de EU en visitar la isla desde 1928.

Para tal efecto, el morenazo ha tuiteado en español, la hizo de patiño de Pánfilo, un comediante muy popular en la TV local, también se hizo acompañar de esposa, hijas y hasta la suegra, amén de una numerosa comitiva de congresistas y empresarios.

Pero ¿todo esto, insistimos, beneficia al cubano de a pie?

Francamente no, los ciudadanos de aquel país seguirán viviendo como siempre, a Obama, al igual que a todos los presidentes americanos, les interesa obtener ganancias para su nación, su “preocupación” por la democracia y los derechos humanos en Cuba es retórica.

El otro favorecido es el dinástico régimen castrista, que ya no es cuestionado más por su origen antidemocrático.

Ni hablar, el color de la piel no determina el ideario ni los compromisos políticos.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos