México: la dialéctica del cambio

México: la dialéctica del cambio



El surgimiento del moviendo #YoSoy132 parece espontáneo y en realidad lo es, pero no en todos sus aspectos. Lo es, por la virulencia con la que se propagó por todo el país sin obedecer a patrones determinados, es más, lo podríamos considerar atípico, porque fue en las universidades privadas donde cobró su auge primero, contrario a otras movilizaciones originadas en la UNAM.

Lo es, porque su agenda es errática, pendular, lo cual nos indica que no hay corrientes internas que permitan predecir cual es el cause por el que va a transitar el movimiento. Es como un huracán, puede volver sobre sus pasos, perder fuerza, ganarla, amenazar y al final disolverse.

Lo es, porque hasta ahora, se gobierna de manera horizontal. Buscan profundizar la vida democrática del país y que ésta no se quede sólo en la cuestión electoral, sin embargo, no tienen claro como hacerlo, el plan de acción nace de bote pronto, instintivo.

En este contexto, la azarosa protesta, es un evento que detona el cúmulo inmenso de carencias, en todos lo ámbitos, de una sociedad que se resiste a retornar a una versión actualizada del Ancien régime, como única solución a los seculares problemas que padece. Los jóvenes perciben que esa no es la alternativa, rechazan el destino manifiesto.

Lo que al final pase, no lo sabemos. #YoSoy132 se podrá desvirtuar o no, ser infiltrado o no, desaparecer, persistir. Lo cierto, es que nos recordó que existe algo más allá de los descuartizados nuestros de cada día.

Con todos lo asegures que gusten (que los tiene), #YoSoy132 es una rememoración de que los cambios hay que conquistarlos, que las elites políticas no los van a promover de a gratis y que así como hay una resistencia del modelo antiguo a irse, hay una oposición dialéctica de lo nuevo (que aun no acaba de nacer), a que se enquiste.

Por cierto, son jóvenes, tienen derecho a equivocarse. Rescatemos lo valioso, excluyamos el oportunismo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos