Las mentadas de madre

Las mentadas de madre

Las mentadas de madre son como las llamadas a misa: las oye él que quiere y él que no, pues no, diría Perogrullo. Visto de otra forma, pueden resultar en una pérdida de tiempo, sobre todo si se vuelven una cantaleta.

¿Cuándo es efectiva una mentada de madre?...quizá cuando se dice cara a cara se puede lograr ofender de fea forma al destinatario, sin embargo, también podemos recibir un puñetazo o una femenina bofetada.

En la congestión del tráfico los tradicionales cinco claxonazos pueden aliviar el stress, pero si el de enfrente está más estresado puede derivar en una tragedia, ejemplos sobran.

La marcación de un penalti inexistente o un gol anulado por el árbitro, generan estruendosas silbatinas en el estadio que suelen recrear el estribillo clásico de la mentada, pero no he sabido nunca que hayan servido de algo para cambiar la decisión. De las emitidas frente al televisor ni hablar.

Las dirigidas al profesor que nos manda a extraordinario (la mayoría de las veces en silencio), tampoco son exitosas. En el mismo rango se encuentran las emitidas contra TELMEX, CFE, SKY y demás compañías que suelen prestarnos un caro y mal servicio.

Cuando las lanzamos contra los manifestantes que bloquean la vialidad tiene que ser entre dientes, si nos oyen estamos en serio riesgo. Contra el jefe, los policías y los criminales debe ser de pensamiento, no vale la pena jugársela.

Tengo plena seguridad que se me escapan muchos momentos en que las mentadas de madre son el método más socorrido para desahogar un encabronamiento o aliviar una frustración, a riesgo de equivocarme, creo que los últimos ejemplos son el único sentido práctico.

Pero además de esta suerte de mejoralito para el mal humor, alguien me puede decir ¿en qué más ayudan las mentadas de madre?

 

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.