Ecocidio en aguas veracruzanas

Ecocidio en aguas veracruzanas



Algo grave está pasando en el litoral veracruzano, que en las últimas semanas se ha registrado una enorme mortandad de especies marinas sin que exista una explicación satisfactoria sobre las causas.

Primero aparecieron muertas sobre las playas de Chachalacas, en el municipio de Úrsulo Galván, cerca de 300 mantarrayas. Tras varios días sin un parte oficial, la Procuraduría de Medio Ambiente estatal informó, mediante un comunicado de atroz redacción, que las causas de la mortandad de estos animales no fueron tóxicas ni por envenenamiento. Las rayas presentaban mutilaciones en sus aletas, por lo que habrían sido “descartadas” (cualquier cosa que eso quiera decir) y arrojadas a la playa.

Empero, los pescadores de la zona negaron ser los responsables de la matanza y alegaron que varios barcos de Petróleos Mexicanos hacen maniobras cerca de ahí y contaminan el mar, por lo que sería ésta una de las causas probables.

Al pasar de los días el tema quedó en el archivo. No se sabe si la Procuraduría de Medio Ambiente esté realizando una investigación más profunda al respecto. La Semarnat ni se inmutó.

Pero este pasado fin de semana, volvió a presentarse un incidente similar. En las playas de Antón Lizardo, en el municipio de Alvarado, aparecieron muertos peces en un número aún indeterminado. Y el tema de la contaminación del litoral veracruzano resurgió entre los habitantes del lugar, los pescadores y los visitantes que acuden a realizar actividades de recreación y deportivas. Las autoridades, hasta el momento, no han informado sobre el particular.

A menos que se trate de suicidios colectivos de especies marinas que decidieron que tras el cochinero electoral no valía más la pena vivir, está sucediendo un ecocidio en esa zona. Por mar, Chachalacas y Antón Lizardo están muy cerca. Y en medio, se encuentra la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín, densamente pobladas y con un alto número de bañistas y pescadores en sus costas.

Es obligación de la autoridad correspondiente, federal y estatal, investigar, aclarar e informar a la población sobre las causas reales de la mortandad masiva de especies marinas en esa región. Está en riesgo la salud de miles de veracruzanos que consumen lo que ahí se pesca o que se meten al mar para divertirse, amén de que todo el ecosistema de la zona podría correr la misma suerte.

Y lo mismo si se trata de pescadores furtivos que atacan a la fauna marina para fines aviesos. Si es el caso, se debe aplicar la ley y castigar a quien la infrinja.
Lo que no es admisible es que se opte por el silencio y el olvido una vez que pasa el efecto de información como ésta en los medios. La omisión también es corrupción.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @yeyocontreras

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.