PRD, hundido y servil

PRD, hundido y servil

 

Todo parece indicar que la operación para hundir en la ignominia al PRD veracruzano se ha consumado. Según los ”preclaros” representantes del llamado “Sol Azteca rojo”, el dirigente nacional Jesús Zambrano vendrá la semana que entra para tomar protesta a los candidatos de la dirigencia “espuria”, impuesta desde palacio de gobierno.

Las últimas semanas, el perredismo ha sido un completo desastre. Mientras la Comisión Nacional de Elecciones reconocía a un Consejo y una dirigencia estatal, la de Juan Vergel, el Tribunal electoral local les seguía dando palo, tanto por sus propios errores procedimentales, como por la “línea” dictada desde las oficinas de Enríquez.

 

Así que a pesar de saber que el “dirigente” Sergio Rodríguez Cortés fue “maiceado” por el PRI desde 2010, cuando apoyó abiertamente la candidatura de Javier Duarte a la gubernatura, y que en la actualidad sigue respondiendo a esos mismos intereses, Zambrano decidió irse por lo seguro y detener la pugna entre los grupos perredistas, reconociéndolo como presidente del partido.

Haciendo gala del pragmatismo que caracteriza a la corriente política de los Chuchos, a la cual pertenece, Jesús Zambrano prefirió dejar a su partido convertirse en un apéndice más de la estructura oficialista en Veracruz, un membrete más.

Si a eso añadimos su actitud abiertamente zalamera y complaciente con el presidente Enrique Peña Nieto, a quien ya “perdonó” después del escándalo de los videos de funcionarios mapaches en la entidad, para relanzar el Pacto por México con todo y flamante reforma financiera, pues no queda más que declarar oficialmente muerto al PRD como fuerza opositora.

Por eso en la celebración de sus 25 años, se quedaron solos.

¿ASESINO O CHIVO EXPIATORIO?

Desde la noche del lunes comenzó a circular la noticia de que el activista Abraham Caballero había sido privado de su libertad de manera violenta por personas armadas, sin identificarse ni presentar alguna orden de aprehensión  de por medio. Por la mañana del martes se supo que estaba en manos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones, acusado del homicidio de una mesera de un bar.

Sus compañeros activistas denuncian que Caballero lucía signos de tortura y de haber sido drogado cuando lo presentaron ante el Ministerio Público, y que por lo mismo, su confesión del asesinato habría sido sacada de esta forma, como represalia por participar en marchas y protestas en Xalapa.

Sin buscar prejuzgar en ningún sentido, por la manera en que fue aprehendido, hay vicios de origen y no se cumplió con el debido proceso. Así que la autoridad debería demostrar fehacientemente que está actuando contra el verdadero homicida, y no fabricando culpabilidades para reprimir la protesta.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @yeyocontreras

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.