Arredondo, V de Víctor, V de vendetta

Arredondo, V de Víctor, V de vendetta

 

«La gente más peligrosa es aquella que rehace la historia,
que desempolva los ritos para renovarlos…»
Ikram Antaki


Al que más debió sorprender no haber ni siquiera pasado a la final en la carrera por la Rectoría de la UV fue al mismo Víctor Arredondo. No sólo por su gran ego, que le hizo creer que él sería por tercera ocasión el rector de la Universidad Veracruzana; a cada persona que le preguntaba si estaba seguro de poder llegar a la rectoría le contestaba: «Si no estuviera seguro no habría entrado a la contienda».

Pero al final la Junta de Gobierno dejó de ser una sociedad secreta que en lo oscurito decidía los destinos de nuestra Máxima Casa de Estudios. Esto último gracias a que la comunidad universitaria y varios periodistas independientes estuvimos exigiendo que la contienda se diera en términos más abiertos, más transparentes. Dimos a conocer los estatutos que rigen a la Junta de Gobierno, dimos a conocer a los miembros de la Junta de Gobierno.

Los ocho miembros que quedaron de esta junta dejaron de ser anónimos y por lo tanto sus decisiones también. Y la primera decisión que causó estupor fue la salida, en la primera ronda, del ex rector Víctor Arredondo.

Las reacciones no se dejaron esperar y lo primero que hizo Arredondo y el grupo o los grupos que lo apoyaban fue intentar desprestigiar a los miembros de esta Junta, particularmente al doctor José Sarukhán, cuyo voto, se dice, fue determinante para dejar fuera a Arredondo.

En esta embestida llama la atención un detalle que se ha pasado por alto. Para desprestigiar a Sarukhán se utilizaron “periodistas” orgánicos, los que son pagados desde Comunicación Social, los preferidos de “Madame Gina”, ellos fueron quienes se lanzaron con todo en contra de Sarukhán.

Tomo prestado de la columna del periodista Arturo Reyes Isidoro unas palabras que atribuye a don Pablo Robles: «No se puede ocultar la pena ajena en el oficio del periodismo cuando coinciden los columnistas políticos en un mismo tema, y en algunos casos utilizan hasta las mismas palabras, lo que implica que tienen un mismo origen».

Por supuesto la postura de la Junta de Gobierno no cambió, entonces el día viernes 23 de agosto, día que Raúl Arias habría de dar su último informe de actividades ante el Consejo Universitario, de la nada —más bien del pasado— surgió un grupo de porros que haciéndose pasar por estudiantes fueron a las instalaciones de la USBI a gritar consignas en contra de Arias Lovillo, en contra de José Sarukhán, en contra de la Junta de Gobierno, en contra de la misma universidad.

Fue tan burdo el montaje que realizaron los organizadores de este “teatrito” que hasta entregaron el mismo tipo de paliacate a varios de los que protestaban, entregaron asimismo máscaras idénticas para que los manifestantes cubrieran su rostro; diseñaron además carteles impresos en vinil, cosa que unos manifestantes improvisados no harían.

Una muestra más de que la toma de la USBI fue un montaje preparado es que los espurios estudiantes que tomaron las instalaciones, mientras bloqueaban el paso, se pusieron a leer libros de la Biblioteca del Universitario de la UV. Los libros venían en cajas y ahí estaban los “estudiantes”, aprovechando el tiempo, leyendo a Thomas Mann, Alfonso Reyes, Balzac y Joseph Conrad. Eso no sucede ni en las películas de Spielberg... La intención era mostrar que los manifestantes eran estudiantes legítimos.

A pocos cabe duda que Víctor Arredondo estuvo atrás de este montaje, algunos periodistas y medios de inmediato lo señalaron. Pero Arredondo no hubiera podido sólo con todo ello. Para este tipo de embestida se requiere de más de una persona. Los periodistas comprados, los medios pagados, la contratación de los porros (ha trascendido que les dispararon unas cervezas y les dieron un pago de 100 pesos) todo ello requiere de una coordinación que sólo pudo salir de las entrañas mismas del Gobierno estatal.

El día anterior a la manifestación en la USBI se realizó otra manifestación, esa fue de maestros. Cualquiera podría pensar que los maestros veracruzanos se sumaban a la lucha de sus pares en el Distrito Federal, exigiendo las mismas cosas que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Pero no fue así.

La manifestación de maestros llegó hasta el Congreso donde eran esperados por el diputado Flavino Ríos Alvarado, el secretario de Educación Adolfo Mota y ¿quién cree usted?, el propio secretario de Gobierno, Érick Lagos, quien salió muy conciliador y en menos de una tarde solucionó el problema de los maestros demostrando que tiene más capacidad de negociación que el propio Chuayffet, o que el mismo Osorio Chong.

A muchos les huele a montaje ese numerito, sobre todo porque los líderes magisteriales, particularmente los del SDTEV, son de lo más sumisos al gobierno en turno.

¿Dos montajes en menos de 48 horas? A mí no me parece descabellado.

Dice el dicho: «No es indio el que no se venga» y Arredondo ha demostrado que en Córdoba también se dan los indios.

Círculo Rojo: En el otro lado del río, la UPAV cumple 2 años

El próximo sábado 31 de agosto en el auditorio de la escuela secundaria General 2, Julio Zárate, la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV) invita a la conferencia sobre la educación impartida por Javier Aranda Luna. Para quienes no lo conocen, Javier Aranda es uno de los intelectuales de primer nivel. Todavía por ahí pasan en canales educativos las excelentes entrevistas que, siendo muy joven, hiciera a personajes de la talla de Octavio Paz; un deleite escucharlos dialogar. Este evento es una muestra de que mientras otras universidades se desmoronan, la UPAV se consolida.

Postdata 1: Roberto López Santoyo, despliegue exagerado de seguridad

El día viernes quedé de verme con un amigo en el restaurante Asadero Cien del Teatro. Cuando llegué a la entrada me recibieron dos policías encapuchados y con armas largas. En el estacionamiento también había policías encapuchados. Me pregunté: ¿qué alto funcionario estará en el restaurante? Cuando entré vi que en una de las mesas estaba Roberto López Santoyo, director de Tránsito. ¡No mamen, que desperdicio de seguridad para un funcionario de quinta!


Postdata 2: En casa del “Negro” Santiago

La semana pasada estuvimos la periodista Claudia Guerrero y un servidor en casa de José Luis Santiago López. Excelente la comida (por cierto preparada frente a nuestros ojos por el mismo “Negro” Santiago), la plática y la enseñanza. Ahí Yesenia Abrego, una mujer sumamente espiritual, nos contó el origen del famoso “Pollotón”, este programa social que entrega cada año miles de pollos para que las personas de escasos recursos tengan una cena de Navidad digna. Ella y su familia fueron los que originaron este programa que ahora todos los políticos arribistas quieren imitar.

Armando Ortiz Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.