Sara Ladrón de Guevara ¿una decisión salomónica?

Sara Ladrón de Guevara ¿una decisión salomónica?

 

Frente al rey Salomón se encontraban dos mujeres, una de ellas la madre del bebé en disputa, la otra, madre de un recién nacido que murió prematuramente. La madre del bebé muerto quiso apropiarse del bebé de la primera mujer afirmando que era el suyo. Cuando las llevaron ante Salomón éste las escuchó, como ninguna cedía, entonces dio la orden de que con una espada partieran al bebé en dos, y que a cada una le dieran la mitad. La verdadera madre del bebé, por supuesto dijo que no, que en todo caso conservaran vivo al bebé y se lo dieran a la otra mujer. La madre ilegítima dijo: “Ni a mí ni a ti; ¡pártanlo!”. Entonces el rey respondió: “Entreguen a aquélla el niño vivo, y no lo maten; ella es su madre”.

La anterior es la anécdota que da pie a lo que el vulgo llama una decisión salomónica.

¿Fue una decisión salomónica la designación de Sara Ladrón de Guevara como rectora de la Universidad Veracruzana? Yo diría que no.

Quienes eso afirmen estarían restando méritos a una académica que durante muchos años ha entregado su trabajo y dedicación a nuestra máxima casa de estudios.

En algún momento ella fue secretaria académica de la UV en el periodo de Víctor Arredondo, sólo ella sabe las razones por las que salió y se refugió en el Museo de Antropología de Xalapa. Durante más de 20 años ha dado cátedra en la UV. Según sus datos curriculares actualmente “imparte en la UV: ‘Religiones mesoamericanas’ en la Licenciatura en Arqueología, ‘Estudios de Iconografía’ en la Licenciatura en Antropología Histórica y ‘Seminario de investigación’ en la Maestría en Antropología”.

Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, ha obtenido varios reconocimientos internacionales y ha publicado 6 libros como autora y 14 como coautora.

En la comunidad universitaria la decisión que tomara la Junta de Gobierno ha sido recibida con beneplácito. En las redes sociales un compañero periodista señalaba que poca gracia tiene el que se hablen maravillas de Sara Ladrón de Guevara, ahora que ha sido designada rectora de la UV. Algo de razón puede tener, pero como universitario y periodista, antes que promover o abogar por alguno de los candidatos, preferí señalar a la persona que no debía llegar como rector; los acontecimientos del viernes 23 de agosto me dieron la razón.

Otro de los objetivos fue sacar de su lugar secreto a la Junta de Gobierno; señalar cuáles eran sus atribuciones y exigir transparencia y objetividad en su toma de decisiones. La Junta de Gobierno actuó no sólo con transparencia, sino además con inteligencia.

Según el comunicado que la junta de Gobierno dirigiera a la comunidad universitaria la designación de la nueva rectora se fundamentó en dos puntos: a) El bien de la Universidad y b) Las características de cada candidato. Dentro de los aspectos que el bien de la Universidad comprende se anota: “Las necesidades previsibles y actuales de la Universidad”.

Dos aspectos de las características del candidato llaman la atención. El primero es: “Independencia, real y manifiesta, ante los intereses económicos y políticos, de modo que pueda representar efectivamente la autonomía de la Institución”. El segundo: “Capacidad administrativa: liderazgo; creatividad e iniciativa; experiencia en responsabilidades de administración universitaria, en su caso”.

Pocos podrán decir que Sara Ladrón de Guevara no cumple con estos requisitos. Es por ello que señalar que la decisión de la UV fue una “decisión salomónica” es suponer que ante la disputa por la Universidad los miembros de la Junta de Gobierno decidieron partir en dos al chamaco y repartirlo mitad y mitad a los que lo reclamaban, uno de ellos Víctor Arredondo, el otro el rector saliente Raúl Arias Lovillo.

Pero en primer lugar la Junta de Gobierno descartó a uno de los aspirantes que sin lugar a duda, en sus exigencias, hubiera estado de acuerdo en que se destazara al chamaco y le entregaran aunque sea una mitad.

Por otro lado los méritos y la capacidad académica, administrativa y humana de la rectora electa señalan que más que una decisión salomónica, fue la decisión adecuada.

Ahora esperemos que el proyecto y los atributos que los miembros de la Junta de Gobierno vieron en Sara Ladrón de Guevara sean reales y pueda sacar adelante a una Universidad que ha dejado de ser una institución prestigiada.

Los universitarios estaremos pendientes de que así sea.

CÍRCULO ROJO: JAVIER DUARTE, TAMBIÉN ES HUMANO

Este es el gobernante que queremos ver, un ser humano que se conduela de sus paisanos, que en su empatía comparta el dolor que pasan en el momento de la tragedia. El sólo hecho de que el gobernador Javier Duarte y su esposa Karime Macias hayan caminado los 4 kilómetros que conducen a una comunidad devastada por la tragedia, es muestra de que existe voluntad de apoyar. No se trataba de quitarse los zapatos para nada más mojarse los pies, como lo hiciera su antecesor, se trataba simplemente de mostrase humano.

POSTDATA 2: RAÚL ARIAS Y LA RADIO UNIVERSITARIA

En el 2005, mientras Raúl Arias le daba posesión a Joaquín Rosas como director de Comunicación Social de la UV, se informaba lo siguiente: “Arias Lovillo dio a conocer que está en puerta el crecimiento en la cobertura de la frecuencia de XERUV Radio UV y que en breve podría llegar a los cinco campi universitarios extendidos a lo largo del estado, al tiempo que permitirá que estudiantes y académicos de todos ellos compartan experiencias entre sí” (sic). Que no cumpliera al menos este punto en todos los años que fungió como rector es algo que no se le puede perdonar.

POSTDATA 2: SARA LADRÓN DE GUEVARA Y LOS HALCONES

Por su parte la entonces aspirante a la rectoría, Sara Ladrón de Guevara expresó hace unas semanas: “La UV debe fomentar el deporte universitario y solamente universitario, la UV no tiene por qué pagar un equipo deportivo de nivel profesional”. Esperemos que ahora que será rectora, no olvide esta declaración que hiciera.

Armando Ortiz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.