Universidad Veracruzana; resulta que todo andaba mal

Universidad Veracruzana; resulta que todo andaba mal

 

Ahora resulta que todos los aspirantes a la rectoría de la UV se han dado cuenta de lo mal que anda nuestra Máxima Casa de Estudios. Víctor Arredondo dice que por su falta de competitividad, la UV ha experimentado «una reducción en su generación de fondos basados en el desempeño institucional».

Porfirio Carrillo señala que «sobre el Modelo Educativo Integral Flexible se debe analizar y corregir algunos problemas que tiene», al tiempo que exige se «construya un nuevo esquema de evaluación institucional que pase por la transparencia y rendición de cuentas».

Rafael Arias va hacía asuntos más sustantivos: «Democratización y participación; vinculación y compromiso social; ampliación de cobertura y mejoramiento de la calidad educativa; diversificación e incremento del financiamiento institucional; así como actualización legislativa e institucional; cero tolerancia a la ineficiencia, corrupción e impunidad».

De esta manera, poco a poco van surgiendo las evaluaciones y en esas evaluaciones se dejan ver las grandes deficiencias que más de ocho años de ensoberbecida rectoría han dejado a la UV en los últimos lugares del ranking latinoamericano.

Por ello Sara Ladrón de Guevara, otra aspirante a la rectoría, no tiene empacho en señalar lo que se debe mejorar: «La tradición de la universidad es muy importante, la UV tiene una vida longeva y eso hay que subrayarlo, desde luego hay algunos focos rojos, algunas cosas que hay que cambiar, algunas situaciones o procesos que no están funcionando bien». Fue Sara Ladrón de Guevara la que se atrevió a señalar uno de los puntos más polémicos del deporte universitario, el equipo de básquetbol Halcones de Xalapa: «La UV debe fomentar el deporte universitario y solamente universitario, la UV no tiene por qué pagar un equipo deportivo de nivel profesional».

Por su parte, Manlio Fabio Casarín, director de la Facultad de Derecho, al parecer aspira a ser rector porque ser rector es cool. En sus planteamientos (mal redactados por cierto y con serios problemas de sintaxis) sólo destaca: «La posición de “Rector” es socialmente significativa, ya que representa una figura de autoridad; la potencial capacidad de la autoridad rectoral para opinar de una diversidad de temas sociales y políticos».

Finalmente la mayoría coincide en recuperar la tradición y el prestigio que en la Universidad Veracruzana se han ido perdiendo.

Y es que hoy día ser egresado de la Universidad Veracruzana no garantiza nada. Durante años han ido egresando jóvenes brillantes que al enfrentarse a la realidad se han visto desalentados por no contar con las herramientas necesarias para desempeñarse en un mercado laboral cada vez más competitivo. Es por ello que muchos de esos brillantes jóvenes han debido conformarse con puestos en oficinas gubernamentales, si bien les va, o en trabajos que nada tienen que ver con los estudios que llevaron.

Cierto es que no se puede culpar de todo a la Universidad Veracruzana, los gobiernos de los últimos sexenios no han logrado brindar mejores expectativas de trabajo para los jóvenes que egresan de cualquier universidad.

Sin embargo, en las evaluaciones que año con año se llevan a cabo para elaborar los rankings universitarios, se toma mucho en cuenta las oportunidades de trabajo que se ofrecen a los egresados de cada universidad. Porque no es lo mismo presentarse con un título del Instituto Tecnológico de Monterrey, de la UNAM, del ITAM o de la Ibero, que llegar con nuestro modesto título de la Universidad Veracruzana; en ese rubro sí hay mucho que reprochar a los dos rectores que durante más de 15 años han hecho de la UV su duopolio.

La Universidad Veracruzana es un gran negocio; eso lo saben quienes aspiran a rector.

Por su autonomía la UV no está sujeta a los órganos de fiscalización del estado ni de la Federación. La UV tiene su propio órgano fiscalizador en una contraloría que es designada por la misma Junta de Gobierno, a propuesta del propio rector. Pero, o son muy discretos o son muy omisos, pero esa contraloría, ni la Junta de Gobierno, se han pronunciado sobre las denuncias de manejos turbios en la UV.

Ejemplos tenemos varios. Los sueldos asignados a los jugadores del equipo Halcones de Xalapa; el caso de las computadoras arrendadas, que supuso un oneroso gasto para la propia universidad; el conflicto de intereses que existe en el Ceneval, pues Arredondo, como rector era contratante y contratado.

Ya en este momento los aspirantes se están dando cuenta de que se requiere cambiar el formato de elección del rector. Se requiere democratización en la UV; no se puede aceptar que un grupo de notables, muchos de ellos ajenos a la vida universitaria, sea quien elija al que habrá de ser el próximo rector. Se puede decir que gracias a ese método, siendo elegido dos veces a Raúl Arias Lovillo, la UV se ha ido hundiendo en un marasmo de corrupción, de ineficiencia y de desprestigio.

Claro, el otro factor es el gobernador; sólo falta que Javier Duarte quiera meter las manos en el asunto

Círculo Rojo: Felicitaciones a Claudia Guerrero

Vaya desde esta columna una felicitación para mi amiga Claudia Guerrero que el día jueves 18 de julio cumple años. Una de las periodistas más incisivas, más valientes, más guerreras. Merece todas las felicitaciones que le puedan mandar. La fiesta, por cierto, no será el jueves 18, sino el miércoles 17. ¿Por qué cree usted? Pues porque los miércoles se pone el mercado ambulante en la entrada de su casa y no dejaría entrar a los invitados. Bien le caería de regalo de cumpleaños que las autoridades por fin retiraran a los vendedores de la puerta de su casa. Saludos querida amiga.

Postdata 1: Las “Reinis”, el recuento de los daños


El martes después de las elecciones estábamos en la terraza del restaurante Del tingo al tango degustando unos ricos cortes argentinos, cuando de repente apareció por ahí Bertha Hernández acompañada de otras damas. Nos saludaron y a la pregunta de quién había ganado en Emiliano Zapata, Bertha dijo: «Ustedes ya saben». Uno de los comensales le dijo: «No, ganó la democracia». Media hora después se sumó al antifestejo Érika Ayala; seguramente la reunión de las “Reinis” era para evaluar el recuento de los daños.

Postdata 2: PRD, la farsa sigue

Uno no entiende si los reclamos de los dirigentes perredistas es parte de la farsa que se ha montado desde el principio, o en realidad están presionando para sacar más lana. Si es lo primero más valdría que el gobierno les pusiera un alto, pues para farsas no estamos en Xalapa, donde ya de por sí el tráfico es insufrible. Y si lo que buscan es presionar para obtener más recursos, pues mejor que les hagan manita de puerco, a los puercos, y los manden a dormir a su catre sin cenar.

Armando Ortiz Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.