Ricardo Ahued, candidato necesario

Ricardo Ahued, candidato necesario

 

Después de hablar con Ricardo Ahued la impresión que nos queda es haber hablado con una persona, no con un político. Y en esta época, en que los políticos están a la baja, ser más humano que político es una gran ventaja. Conocedor de los problemas de la ciudad, de las ciudades, Ricardo Ahued se ha ganado una buena reputación a pulso. Primero por la administración que le correspondió encabezar en una época en la que iniciara uno de los gobiernos estatales más oscuros, el gobierno de Fidel Herrera Beltrán. Ricardo Ahued consiguió que el gobernador, que todo lo quería abarcar, respetara los límites de este municipio; eso no lo lograría su predecesor, David Velasco, quien siempre fue mangoneado por el de Nopaltepec; vaya, hasta apodo le puso y al final le quitó algo más que el tiempo…

Hasta sus opositores tuvieron que reconocer que el señor Ahued había cumplido; su administración fue poco cuestionada, sólo quedó el rezago que su antecesor, Reynaldo Escobar, dejara en el asunto de la obra de saneamiento. Pero esa deuda, ha quedado claro, siempre fue de Reynaldo, no de Ahued. Por ello Ricardo Ahued no tuvo problemas para llegar al congreso federal. Y ahí fue donde mostró cabalmente quien era. No iba a ir a un Congreso federal nada más para levantar el dedo y así avalar las negociaciones que se hacían en la cúpula del Partido Revolucionario Institucional. Hombre con convicciones su voto siempre estuvo del lado de su consciencia. Fue por ello que en algún momento resultó ser un candidato mal visto, un candidato rebelde.

Extraña entonces que a pesar de esa rebeldía, de mostrar constantemente sus desacuerdos, el PRI haya buscado a Ricardo Ahued para darle la candidatura a la diputación por Xalapa urbano. Muchos se mueren por ser candidatos, hubo varios que levantaron el dedo, pero el PRI estatal sabía que, dados los resultados de las últimas elecciones, dónde fueron rezagados, al menos en Xalapa, a la tercera posición, necesitaban un candidato fuerte, un candidato a quien no se relacionara como parte de esa partidocracia que tanto daño ha hecho a este país.

Y es que Ricardo Ahued es un ciudadano, antes que un político. Quizá por ello fue uno de los impulsores de la asociación Otero Ciudadano. Ahí estuvo, en las primeras mesas donde se echó a andar este proyecto que primero encabezara Alfredo Bielma, después Carlos Luna y ahora Leonor de la Miyar.

El PRI requería de Ricardo Ahued para poder contender en el distrito más difícil de Veracruz, el distrito que regularmente ha votado en contra del partido oficial. El PRI requería un candidato que no fuera oficialista; y en campaña, con sus declaraciones, Ricardo Ahued lo ha ido demostrando. Otros candidatos que le deben todo al partido, pintan el panorama de Veracruz como color de rosa; cantan loas al gobernador y lo señalan como el estadista que Veracruz estaba esperando.

Ricardo Ahued tiene los pies sobre la tierra. Ve la realidad como es, no como se la dictan. Habla de la necesidad de un Veracruz seguro, mientras otros señalan a este estado como una sucursal del Paraíso; reconoce la gran deuda que este estado arrastra, razón por la que el presupuesto asignado por la federación es recortado mes con mes. Ricardo Ahued habla de la necesidad de brindar empleo y condiciones favorables para que las familias se desarrollen en bienestar. Habla también de la transparencia, de la rendición de cuentas por parte de los funcionarios públicos.

Hombre de familia, Ricardo Ahued no evita caer en los tópicos de todo padre: “A mis hijos los amo por igual”. Su familia está por encima de todo. Ha sabido criarlos en la cultura del esfuerzo, en el trabajo; por ello no recuerda usted algún escándalo de los hijos de Ahued; no recuerda usted ningún video de juniors protagonizado por los Ahued, y es que el padre les ha mostrado con el ejemplo valores y principios.

Sobre los otros contendientes a la diputación por Xalapa urbano, Ricardo Ahued reconoce en ellos a gente valiosa y pone como ejemplo a Eduardo de la Torre, quien fue, dice Ahued, un excelente diputado en su momento; “un hombre que se mueve en la política como un verdadero experto”. De hecho, si la votación le favorece, Ricardo Ahued piensa llamar a sus contendientes para que sumen sus proyectos al suyo. (Es por ello que resulta impensable que en la salvaje agresión que recientemente sufriera Eduardo de la Torre, Ricardo Ahued tuviera algo que ver).

El candidato de la coalición “Veracruz para adelante” es una persona sensible a quien le duele la pobreza de buena parte de sus conciudadanos. Y piensa aportar todo lo que este de su parte para ayudarlos.

CÍRCULO ROJO: NUESTRA SOLIDARIDAD CON EDUARDO DE LA TORRE


Desde este espacio nos solidarizamos con nuestro amigo Eduardo de la Torre Jaramillo, candidato del PAN a la diputación de Xalapa urbano, quien sufriera la agresión de un grupo de delincuentes a unos días de las votaciones del 7 de julio. El gobierno y el partido oficial deberían de ser los más interesados en encontrar a los agresores; sobre todo para detenerlos, pues muchos de estos sujetos piensan que con ese tipo de acciones ayudan a su partido. Deténganlos antes de que les hagan otro “favorcito”.

POSTDATA 1: ABEL CUEVAS, FIRME


A pesar de la guerra sucia y de las agresiones en contra de su persona, el candidato del PAN a la alcaldía de Xalapa se mantiene firme. Como lo afirmáramos en una nota anterior, es su buen nombre lo que lo ha de mantener erguido. Los sicarios de la pluma podrán seguir lanzando sus libelos, Abel Cuevas seguirá firme.

POSTDATA 2: ESMERALDA RODRÍGUEZ, LO PRIMERO ES LO PRIMERO

¿Cómo estarán los valores a la baja cuando se critica a una joven por preferir casarse, antes de partir a una invitación de trabajo la Agencia Espacial Norteamericana? El hecho de poner en primer lugar sus sentimientos, antes que las metas materiales, debería ser causa de admiración. Pero la gente sigue creyendo que la felicidad está en donde no está. Esmeralda Rodríguez Ya tendrá tiempo para logar sus metas. Pero antes lo primero es lo primero. Da gusto saber que gente como Jorge Saldaña piensa brindar apoyó a esta congruente misanteca. Felicidades…

Armando Ortiz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.