-¡Entonces ya no entendí ¿Nos vemos hoy por la tarde o mañana temprano?

Me tomo por sorpresa su pregunta pues el supuesto motivo se había extinguido un día antes, incluso ya me había resignado aunque evidentemente deseaba verla, por lo que me alegró de sobremanera su pregunta.

-Nos vemos hoy, en el crepúsculo. Le respondí.

día estaba nublado y no pintaba para componerse, el viento frío propiciaba un cambio de planes, el mundo siguió su marcha vertiginosamente, dentro de la monotonía la vida es como el agua del río que fluye y no se repite nunca, solo la muerte trunca lo posibilidad del cambio diario, el aburrimiento es una forma de mansedumbre con la que se acepta la muerte, por el momento no la acepto.

Como lo vaticiné, el viento arreció y la temperatura descendió.

-¡Qué mal día para hacerla salir, si decide cancelar voy a estar completamente de acuerdo!

Solo estando afuera tuve conciencia de las terribles condiciones, el frío me calaba hasta los huesos, los árboles se sacudían con fuerza, la tierra volaba y debía uno cubrirse la cara.

-¡Qué locura hacerla salir! ¡Espero quepa la prudencia en ella!

Los minutos transcurrieron y no llegó.

-¡Bendito sea Dios!, siempre lo dije, es una persona centrada y ecuánime, ni explicación se requiere pues afuera se está cayendo el cielo.

De pronto, la voz más anhelada ilumina la madriguera...

-Hola, Hola

¡Por Cristo redentor! ¡Ella llegó y no lo puedo creer!

Enfundada en una chamarra verde olivo que la envuelve casi de cuerpo entero, solo se ven sus enormes ojos, una gran sonrisa y sobre sale su espesa cabellera.

En un flashazo retrospectivo la imaginé abriéndose paso entre los estragos del norte para llegar a la cita, es una mujer de una sola pieza, juro por Dios que no hay otra igual.

La conversación inició sin hablar y solo con las miradas:

-"Aquí estoy echa un asco, no es para menos, casi no llego ¡Que valemadrista es este! Traigo tierra hasta en la conciencia".

-"Hay morrita entre más despeinada más bonita", " ja ja ja sus balerinas del 3 parecen de muñeca".
Y a continuación en tono amable...

¿Tremendo norte verdad?

-No fue nada, ya casi ni se siente, ¡ni siquiera me despeinó!

-¡Qué pena! Por favor toma asiento ¿gustas una manzana?

-Hay claro gracias, justo lo que me gusta.

-¡Grandioso brindemos con manzana!

-¡Por la roca que ha sido mi corazón!


-¡Por tu sensibilidad que hoy nos reunió!


El "crunch" de ambos llenó el ambiente, mezclados con risas y frases de diversos temas, un hermoso cuadro pintado con tonos y pinceles escogidos por la actitud de ella y la mía propia, solo el sonido del viento desde el exterior recordaba que seguía el mal tiempo ¡por Dios todo poderoso que todo mal tiempo en la vida es doblegado y convertido en el más bello cuadro con la actitud de dos!

Cuando hablan los ojos sobran las palabras, no obstante nos enfrascamos en resolver la cuestión de sus dos deducciones erróneas que le mencioné a propósito de la última, no por el error sino por la causal inexistente, analizamos los puntos y comas que modifican el sentido de las palabras y me convenció con las comillas que se le forman en ambos extremos de su boca cuando se ríe.

Cambiamos de tema y discutimos el adjetivo "voluptuosa" de la protagonista del cuento "La última brisa del año", inicié con mi interpretación:

- Se refiere a un aspecto erótico que en una expresión irreverente digo que es del agrado de Dios.

Ella arqueó ligeramente la ceja derecha y con elegancia respondió:
-No, se refiere a una varita de nopal

-No, la real academia de lengua española dice que es un tema erótico.

-No, se refiere a una varita de nopal.

Y con ese lenguaje exquisito de mi cultura, repliqué:

-¡Que está re buena pues!

Fin de la discusión.



El tiempo vuela cuando estoy con ella, tal singularidad no la incluyó en su magnífico análisis del tiempo que hizo en "Las tardes sin memoria", solo me consuela ver sus balerinas botadas por un lado y ella platicando hasta con los dedos de los pies, expresándose como poseída por Atenea, solo comparable con aquellos diálogos que concluían a media noche, según se puede leer en las primeras hojas del libro de 326 páginas escritas por ambos, lleno de emotivas frases y anécdotas que pude ver en perspectiva por la gracia de ella que tomó la historia completa que tenía guardada entre los rizos de su cabello y me la compartió gentilmente. Reconozco con humildad su grandeza.

Llamaron mi atención los lentes cuadrados que armonizan a la perfección con su rostro, me pregunté ¿cómo se verá el mundo a través de ellos? Extendí los brazos escasos centímetros y los tomé entre mis manos con intensión de ponérmelos, me invadió una sensación de incertidumbre de probarme un accesorio femenino, pero la complicidad de ella me quito los temores y me los puse. Vi completamente borroso de cerca, vi completamente borroso de lejos ¿qué rara atrofia muscular tendrá en sus ojos? ¿o será que estos lentes solo funcionan en ojos grandes? Siempre estuve erróneamente convencido del fin estético de sus lentes, otro más de mis prejuicios.

Pero no quedó aquí. Mi espíritu investigador salió a relucir:

- ¿y a ti como te corrigen la vista estos lentes con los que yo veo borroso de lejos y de cerca? Hagamos una prueba ¿vale?

Primero sin lentes ¿ves esas letras de lejos?

Ella adoptó una actitud seria y volteó hacia un letrero que apunté con la mano.

-Si, las letras son: A, M, O, R.

(la palabra que deletreó es ROMA).

-Bien ahora mira estas letras chiquitas y dime que letras son.

-Sí, las letras son: A, N, I, M, A, L

-(la palabra que deletreó es LAMINA, confío en que solo se trató de su rara característica de leer al revés y no fue una alusión personal).

-Ahora con lentes ¿qué lees de lejos y de cerca?

-Leo AMOR ANIMAL, pero más brillante.

Mi conclusión, propia de un neófito en la materia, es que con lentes y sin lentes igual lee al revés y escribe al revés.

#AmorAnimal.

La noche transcurre construyendo puentes con palabras cuya estructura promete quedar en el recuerdo. El diálogo, ahora en voz baja y pausada, gira en torno a la sensación que nos genera mirar una puesta de sol.

- Cuéntame ¿Cómo fue aquel atardecer que capturaste para ilustrar tu última obra literaria?

Ella tomó una nueva postura y alzó su mirada, un bello semblante resaltó sus grandes ojos que brillaban al hurgar en sus recuerdos.

- Fue un atardecer que iba camino hacia mi casa, un poco contrariada por cosas hasta cierto punto irrelevantes. Apresurada caminé cuesta arriba por la calle que sube una loma con la vista clavada lanzando una que otra maldición. Cuando llegué a la cima tuve frente mí un paisaje que por arte de magia calmó mi agobio, el sol se había ocultado formando las sombras a mí alrededor, y en el horizonte había una franja rojiza entre la obscuridad de la tierra y la luminosidad del firmamento. No dudé en capturar ese poema.

 

- Cuando recibí tu obra literaria lo primero que apareció fue esa fotografía y me detuve a imaginar cómo la capturaste a pesar de mis ansias por leer el extenso texto. Yo te imaginé en la cima de un cerro, sentada mirando la puesta del sol, con tu libreta pequeña escribiendo en retazos lo que estabas sintiendo. Imaginé ver el bolígrafo entre tus dedos deslizándose sobre el papel en curvilíneos trazos donde solo el color negro de tus uñas me permitía seguir las trayectorias formando palabras. Te imaginé con tu parsimonia, una vez puesto el sol, levantarte y seguir caminando en medio de la nada cuidando el retazo en tu corazón para unirlo algún día.

Sus ojos se tornaron vítreos y sus mejillas se encendieron. Un nudo en la garganta le impidió musitar siquiera, es hora de dejarla descansar.

El siglo XXI es solidario o no es. José Saramago

El día de ayer, 4 de febrero, la red social Facebook de Mark Zuckerberg cumplió 15 años de existencia. El reporte ‘Digital 2019: Global Internet Use Accelerates’ de We Are Social y Hootsuite, resalta que Facebook tiene dos mil 271 millones de usuarios en el mundo y México con 85 millones, ocupa el quinto país con más seguidores.

Sin lugar a dudas, estamos ante un nuevo paradigma comunicativo, las redes sociales han modificado la forma de participar como ciudadanos, aumentando la cantidad y la calidad de la información a libre disposición de los usuarios, abriendo posibilidades infinitas de comunicar responsablemente con total libertad.

En este contexto, recordemos algunos ejemplos internacionales de campañas de participación ciudadana en las redes sociales: ‘Movimiento 15-M’ en España, ‘Unicef: Voces de los niños’, un proyecto de la Unión Europea y UNICEF cuyo objetivo es dar voz a los niños que son víctimas de emergencias humanitarias. Otras son las campañas de protección a los animales #JuntosSomosuVoz, #NoAlMaltratoAnimal.

En Veracruz también tenemos varios ejemplos de “cibercampañas”, uno que ya hemos mencionado fue la iniciativa en Twitter #BacheARTE, difundida por tuiteros xalapeños, que surgió como una forma creativa e irónica de protesta por los baches en la ciudad.

En esta dinámica, el pasado fin de semana surgió, también en Xalapa, una estrategia en los medios sociales digitales en donde se pueden leer publicaciones como: "si estás cerca de nosotros y te sientes sola, insegura o en peligro, te ayudamos a llegar segura a casa”.  La idea es una clara manifestación en contra de los feminicidios y consiste en ofrecerles apoyo a las mujeres que transitan con miedo por las calles y se sienten amenazadas.  El 83% de las publicaciones provienen de Facebook, con un alto índice de participación de empresas de diferentes rubros como restaurantes, gimnasios, farmacias, salones de belleza, industria automotriz, medios de comunicación, etc., misma que se está propagando en forma viral a los negocios de la zona conurbada Veracruz–Boca del Río y el estado de Puebla. Los hashtags utilizados son #NiUnaMenos, #LlegaSeguraACasa, #NiUnaMás.

Habrá que ver la respuesta de las autoridades esperando que la movilización en redes se refleje en la aplicación de protocolos de seguridad para el bien de todos.

Aunque como sociedad nos queda mucho por hacer para que las redes se conviertan en un eficiente canal de comunicación, algunas empresas y organizaciones están demostrando que es viable una nueva forma de hacer las cosas.

 #TipSocial

Es necesario el sentido común (y la corrección política), para involucrarse en las “tendencias” en las redes sociales.

No tener una estrategia y participar solo por participar en los temas del momento puede resultar contraproducente en la imagen que queremos proyectar con nuestras publicaciones.

Como ejemplo, tenemos las publicaciones realizadas en la cuentas institucionales del Instituto Veracruzano de la Cultura, en donde se implican innecesariamente en el tema #NiunaMenos “Si te sientes en peligro y estás cerca de un recinto IVEC, entra. Te ayudamos a llegar a casa”. Tácitamente, están admitiendo que el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez no hace nada, o está rebasado, para combatir la inseguridad. Menuda ayuda le hacen a su jefe. El despropósito fue tal, que las críticas y comentarios negativos son numerosos.

 Los invito a formar parte de mi comunidad en Twitter: @ClauCruzg

Facebook: Claudia Cruz García

#SocialMediaListos

Ilustración de @esmedusa para Cruces X Rosas

Su mirada se fijó al frente buscando afanosamente el camino entre la obscuridad, fue inútil e instintivamente se detuvo al tiempo que sus pupilas se dilataban al máximo tratando de recoger la luz inexistente. Bastaron tres segundos para que sus ojos empezaran a identificar tonos en la obscuridad que le permitió reanudar su paso, ahora lento y cauteloso. El silencio era ensordecedor, súbitamente escuchó un chasquido puntual en el suelo, sintió que volteó su mirada pero sin la certeza de haberlo hecho a falta de orientación visual. Contuvo su respiración, escuchó el golpeteo de su corazón acompañado de una lenta exhalación, su adrenalina al máximo preparó su instinto básico de supervivencia, el viento gélido endureció aún más su rostro. El siguiente chasquido fue ahogado de inmediato por otro sonido igual, luego otro y otro, impactando todo a su paso, eran gotas de lluvia, la primera del año que la pilló sin paraguas y solo la visera de su casco la guareció. Quién lo diría, nueve días antes entre sus mejores deseos de año nuevo incluía un paraguas roto para que  la lluvia de la felicidad salpicara sorpresivamente con gotas gruesas, y ahora en su jornada las gotas de una brisa en la oscuridad la habían sacado de su rutina envenenada. Un latigazo de congruencia salió de lo más profundo de su ser y sacudió su humanidad, lentamente se irguió y barrió con su vista las sombras fantasmales que aliadas con la lluvia esperaban llenarla de miedo, lejos de eso, lentamente fue abriendo los brazos hasta extenderlos completamente en clara recepción de la lluvia como abrazando a una entrañable amiga.

La luz del alumbrado cercano proyectó su sombra más grande, recortando con exactitud su figura de pies a cabeza creando una sombra marcial con los brazos abiertos en lo alto. La dureza de su rostro se había transformado en sonrisa, motivada por haber salido de la rutina que envenena y mata y otro tanto porque no fue intimidada, todos sus demonios sucumbieron ante la fortaleza de su espíritu. Con su vista al cielo vio que cada gota en su precipitación reflejaba la luz del alumbrado dando la impresión de una alfombra dorada en constante movimiento, se quitó el casco y su cabellera se desdobló sacudiéndose con violencia al final de su viaje. Bajó el zíper de su chamara, extendió sus brazos y empezó a girar, en la primera vuelta se había desprendido de la chamarra que ahora giraba con ella, tirada de su mano derecha en balance cinético con su cabellera extendida en el lado opuesto. En la sexta vuelta soltó la chamarra que salió despedida desbalanceando el giro de su cuerpo que la obligó a detenerse, no así su emoción. Blusa y pantalón completamente mojados y adheridos delinearon su voluptuoso cuerpo que empezó a saltar levantando sus manos al cielo lo cual plugo a Dios, regocijándose en medio de la lluvia brincando hasta el cansancio. Los saltos fueron cada vez menos intensos y más espaciados hasta detenerse, miró a su alrededor y continuación a su interior, vio un sol radiante capaz de transformar la rutina en entretenimiento, la fuerza de una tormenta en una frágil brisa, la temida muerte en una amiga que abraza, disfruta y se regocijan antes acompañarla en el viaje eterno, no por ahora, tal vez mañana…

Ver más