Educar no, adoctrinar si

Educar no, adoctrinar si

Hay patos de los que se obtiene foie gras, de otros: ‘licenciados’

Cuando el presidente López Obrador anunció, que se crearán cien nuevas universidades para que nadie se quede sin educación superior, el tema sonó de impacto…demagógico.

Pero supongamos que se fundaran la mitad, podríamos pensar que vamos de gane.

La lógica formal, indica que el mandatario debería encargar tal proyecto a las universidades públicas con largos años de trayectoria y resultados, mínimo, se dejaría asesorar por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Pero encima de que no se apoyará en ningún miembro de la ANUIES (que se sepa), el tabasqueño ordenó se les redujera el presupuesto a dichas instituciones y cuando se le vino un alud de comentarios desfavorables, salió con que fue un ‘error’ que se rectificaría.

No fue un ‘error’, tanto el rubro de educación superior, como el de ciencia y cultura, sufrieron recortes, lo cual demuestra que no es un tema del interés de AMLO, no da votos.

Si pensamos mal, la 4T no busca que los jóvenes se formen en un clima de libertad de cátedra, sino, en centros de adoctrinamiento a cargo de reclutadores de conciencias.

Así las cosas, no sería extraño que el propio Tlatoani se pusiera a dictar los planes de estudio en sus ratos libres, mismos que utilizó para ‘escribir’ sus libros. ¡AMLO es grande!

La insoslayable brevedad
Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.