En Xalapa florece el malhumor social

En Xalapa florece el malhumor social

Parajoda revolucionaria: una forma de solidaridad militante es hacerse a un lado

El grado de oportunismo del alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez, es inmenso.

Resulta que ante el incremento en los feminicidios, un variopinto de comerciantes lanzaron la campaña #NiUnaMenos, la cual radica en ayudar a las mujeres que se sientan en peligro.

Con frases como: “si estás cerca de nosotros y te sientes sola, insegura o en peligro, te ayudamos a llegar segura a casa”, comercios establecidos y otros espacios, ofrecen a las féminas que se apersonen en dichos lugares para recibir apoyo.

La difusión en las redes sociales de tal estrategia ciudadana fue tan amplia, que otras localidades como Veracruz, Boca del Río, Córdoba, Puebla, etc., retomaron la propuesta.

Sin embargo, lo que irrita, es que el gobierno local, a través del Instituto Municipal de la Mujeres, se quiera montar en el movimiento, al decir que buscarán a los empresarios para:

“poder asegurar con el apoyo de la máxima autoridad municipal que todos estos comercios, que todos estos lugares sean realmente lugares seguros para las mujeres”.

En lugar de cumplir con su obligación y garantizar que toda la ciudad sea segura, salen con la sandez (pretendiendo hacernos creer que están comprometidos), de que supervisarán los comercios para verificar que todo esté en orden. O sea, que Dios nos agarre confesados.

La insoslayable brevedad/Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.