‘Apegado estrictamente a derecho’

‘Apegado estrictamente a derecho’

 

Disculpe ¿tienen justicia?, sí, al fondo a la derecha

Todos aquellos que no somos “expertos”, “doctores”, para “entender” las explicaciones oficiales, padecemos un severo encabronamiento ante los fenómenos del día a día.

Tiro por viaje, los funcionarios encargados de las finanzas nos dicen que la economía del país marcha de maravilla, hay estabilidad macroeconómica, estamos preparados para enfrentar la caída de los precios del petróleo y la apreciación del dólar, repiten sin cesar.

Sin embargo, el desempleo aumenta, se cierran pequeñas y medianas empresas y el salario nomás no se estira ni emitiendo cheques de “hule”. Pero el daño al bolsillo no es lo único.

Ahora que estamos inmersos en el lamentable tema de “los porkys”, el Fiscal General de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, señaló que los videos y audios existentes, en los que los jóvenes transgresores y sus padres aceptan, tácitamente, que si cometieron el delito de violación, no son pruebas válidas porque no fueron vertidas ante el Ministerio Público.

Partiendo de un principio legal, Bravo tiene razón, pero ¿acaso no hemos sido testigos de cómo muchos detenidos son liberados porque el MP obtuvo las pruebas en forma ilegal? Así pues, la mala “integración” de la averiguación, es un mecanismo de exoneración ¡joder!

Definitivo, la procuración de justicia en México está pervertida a grado tal, que es un estercolero. Con dinero suficiente y/o amigos poderosos, se puede pagar un equipo de abogados que le den la “vuelta” a cualquier acusación, aunque el delito se haya cometido. Este entramado legaloide permite un encumbramiento de la impunidad.

La transición del Sistema Inquisitorio al Sistema Acusatorio Adversarial (juicios orales), es un buen deseo que está lejos de cumplirse, solo basta decir que este nuevo modelo se impulsó en 2008, porque el 85% de las víctimas no denuncian, el 99% de los delincuentes detenidos no son condenados y el 66% de las órdenes de aprehensión no se cumplen.

Al final del día, el ciudadano de a pie queda atrapado en una terminología que no se corresponde con sus aspiraciones a una sociedad democrática verdadera, no solo electoral.

Ajuste de precios, Mando Único Policial, Base de Operaciones Mixtas, percentiles de ingresos per cápita, Sistema Acusatorio Adversarial, medidas de contingencia, alertas grises, Hoy no Circula y un largo etcétera, son terminajos que solo sirven para tratar de “maquillar” los problemas, no para solucionarlos. La crisis permanece.

Lo único real, lo que percibimos, es que “los porkys” se multiplican, los políticos se enriquecen, la inseguridad aumenta y cada vez somos más iguales…pero en la indefensión.

Mientras el mensaje prevaleciente sea que, haiga sido como haiga sido, se puede ser impune, el sistema se seguirá pudriendo ¿hasta dónde aguantaremos?

Javier Roldán Dávila Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @javieroldan

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos