Veracruz y el destino manifiesto

Veracruz y el destino manifiesto

 

En un momento de su vida un “Ángel” le anunció que sería gobernador…nunca leyó que en las alas tenía la  leyenda: Made in China


El destino manifiesto es una doctrina surgida en los Estados Unidos  y básicamente plantea el hecho de que los primeros habitantes de dicha nación (allá por el siglo XVII) tenían el derecho inalienable de apropiarse, a través de la colonización, de la “tierra de nadie”, de expandirse desde las costas del Atlántico al Pacifico.

Cómo sabemos, las cosas ocurrieron así y se fueron “un poquito” más lejos, a Texas, California, Las Filipinas, la zona del Canal de Panamá, por citar unos pocos ejemplos, pero para ser más terminantes, la estrategia se consolidó con la imperialista Doctrina Monroe que rezaba: América para los americanos, expresada por el quinto presidente de los EU, James Monroe, en el siglo XIX.

Otro “prócer” de tales ideas fue Adolfo Hitler, que amparado en el concepto del Lebensraum (espacio vital), acuñado por el geógrafo Friedrich Ratzel, emprendió la fatídica aventura de todos conocida y que generó millones de vidas humanas perdidas.

Habría más ejemplos que citar, pero solo concluimos que fenómeno histórico tiene una solo connotación: intolerancia, por lo tanto, autoritarismo.

En este contexto, a últimas fechas en Veracruz hemos escuchado de varios actores políticos, de todo el espectro ideológico, sugerir que ellos son los “llamados” (¿por quién?) a gobernar la entidad.

Para justificar su afirmación hacen un balance de las condiciones económico-político-sociales del estado y  aseguran que ellos pueden arreglar los problemas.

Los diagnósticos son impecables, sin embargo, los interesados no señalan que en algún momento de su carrera política han contribuido al agudizamiento de lo que ahora acusan.

Nos hablan del endeudamiento público, cuando en su tiempo como legisladores alzaron el dedo en pro para apegarse a la “línea”, sin reflexionar el sentido de su voto.

Plantean el combate a la corrupción, sin detenerse a observar que entre sus operadores electorales hay personajes impresentables, olvidan la máxima que señala que quien tenga cola de paja no debe acercarse al fuego.

Arengan ¡no hay de otra “sopa” que yo!...ufanos, esperan el momento de ser ungidos.

Viendo los escenarios desde la perspectiva del votante la pregunta es ¿no sería mejor que participen y se apeguen a la voluntad ciudadana antes de pretender crear un efecto impuesto?

Una encuesta reciente del Gabinete de Comunicación Estratégica nos indica que más del 70% de los electores no ven con malos ojos las candidaturas independientes, por lo tanto, no deberían echar las campanas a vuelo.

El quid de la cuestión es uno, no nos enredemos, todos los apologistas del destino manifiesto en Veracruz pertenecen a la partidocracia, sin excepción, no lo pierdan de vista.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos