Sucesión y autonomía en la Universidad Veracruzana

Sucesión y autonomía en la Universidad Veracruzana



A pesar de que la comunidad universitaria está en pleno periodo vacacional de verano, el proceso para el relevo en la Rectoría de la Universidad Veracruzana está en un punto álgido, en el que los intereses de los diferentes grupos políticos por tomar o mantener el control de la casa de estudios han comenzado a manifestarse abiertamente.

Para nadie es un secreto que entre el rector saliente, Raúl Arias Lovillo, y el gobernador Javier Duarte de Ochoa, nunca hubo una relación cercana ni amistosa. Institucional, en el mejor de los casos.

Por eso no es de extrañar lo que, de acuerdo con el periodista Arturo Reyes Isidoro, el mandatario le habría expresado a un grupo de columnistas y directivos de medios durante una reunión reciente en Casa Veracruz: que le gustaría un Rector con el que pudiera tener mayor comunicación, alguien con quien “pudiera trabajar”, con quien “podamos tener una excelente relación sin detrimento de su autonomía”.

En esa misma reunión, Duarte de Ochoa habría puesto como ejemplo del tipo de relación que le gustaría tener la que hubo entre el entonces gobernador Miguel Alemán Velasco y quien en ese sexenio ocupaba la Rectoría de la Universidad Veracruzana, Víctor Adolfo Arredondo Álvarez, quien está inscrito en el actual proceso para buscar, por tercera ocasión, dirigir a la institución.

No hay que ser demasiado suspicaz para entender que es Arredondo Álvarez la carta con la que juega el gobierno de Javier Duarte en la sucesión de la UV. Además, no es una mala carta. De los diez aspirantes, es quien posee la trayectoria académica y política más amplia, quien cuenta con los lazos y el roce externo suficiente para bajar recursos a la Universidad, que fue el principal problema que tuvo que enfrentar los últimos años.

El que el gobernador Duarte haya manifestado ese deseo en una reunión privada no puede considerarse, como tal, un atentado contra la autonomía universitaria. A fin de cuentas, la decisión recaerá en los ocho integrantes de la Junta de Gobierno, que son reconocidos académicos de nivel nacional e internacional y que, se espera, no se prestarían a una imposición desde el poder político.

Pero lo que es un hecho es que una opinión así, tiene un peso innegable. Ya se verá hasta qué punto.

Entre tanto, las propuestas de los diez aspirantes a la Rectoría ya están disponibles para ser consultadas en la página Web de la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana: www.uv.mx/juntagob.

Es deseable que los universitarios, tanto los estudiantes como los académicos e incluso el personal administrativo, expongan sus puntos de vista sobre lo que requiere la UV, para lo cual habrá consultas presenciales en todos los campus a partir del 5 de agosto.

Como sucede en las elecciones, cuando hay mayor participación de la comunidad, es más difícil que haya imposiciones. Pero si hay apatía, los “alquimistas” saldrán a hacer sus trucos.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @yeyocontreras

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.